LA GEOTERMIA COMO ENERGÍA RENOVABLE DE LA TIERRA

El calor que existe bajo la tierra puede ser incalculable. A pesar de los estudios realizados para descubrir más sobre la energía interna de la tierra, solo se han creado estimados que pueden aproximarse a lo que realmente representa esta fuente de energía. Este calor es generado en el núcleo interno de nuestro planeta que a su vez va muy de la mano con las ondas de radiación que penetran desde el Sol.

Desde la formación de la tierra este efecto se ha llevado a cabo como un evento natural para la conservación de la vida en la Tierra. Si vemos como ocurre paso a paso la fusión de las rocas en el interior de la capa terrestre transformándose en el magma, veremos como el núcleo de forma natural muestra un sentido de rotación opuesto al que ocurre en nuestro sistema solar. Esto produce la energía renovable necesaria para el consumo humano.

La geotermia es por ende, una alternativa en el uso de energía no contaminante ni inagotable más grande que poseemos. Es tanto, que existen dos tipos de métodos para la extracción de esta energía, la primera y más simple es el uso de tubos perforando el suelo con agua precalentada que hará posible el uso de vapor de agua para calentar el interior de cualquier tipo de edificación. En segundo lugar, se presenta un método diferente donde se emplean bombas de calor convencionales que funcionan con tecnología netamente geotérmica, por ende la instalación es diferente a nivel estructural.

 

Europa un continente idóneo para el uso de energía geotérmica

Si vemos como se presenta la estructura geológica que caracteriza el continente europeo, en necesario mencionar que en la mayoría de sus países existen grandes fuentes de energía geotérmica. El suelo de origen volcánico de Islandia hace que esta destaque por mucho en el uso de este tipo de energía sustentable. Como es de suponer la mayoría de sus ciudades cuentan con la calefacción geotérmica que adicionalmente es completamente gratuita.

Islandia se ha convertido en un ejemplo para Europa y el mundo,  por lo que en España se han estudiados zonas para la construcción de centrales con la capacidad de extracción de calor por medio de la geotermia. Aunque hasta ahora no existe ninguna, se aprovecha el calor de suelo a menor escala por medio de bombas e instalaciones de agua para extraer el vapor caliente y así generar un sistema de calefacción integro en edificios y hogares. Todo este calor es distribuido por medio de tuberías en el interior del lugar.