DESCUBRE LA FILMOTERAPIA

Son diversos los efectos positivos del séptimo arte sobre la salud y la mente humana, incluso las películas y documentales se comenzaron a usar como complemento de diferentes tratamientos de psicoterapia, dando resultados muy positivos.

El espectador se siente identificado e inspirado por el actor o actriz principal, haciendo que la persona desee actuar igual, luego de ver una película se tiene una sensación de bienestar, el enojo, preocupación o frustración se disipan para darle lugar a la calma y la relajación.

Esa mezcla de imágenes, sonidos, colores, luces, planos y actuaciones dejan a las personas en un estado de relajación que puede ser aprovechado por un psicólogo; la filmoterapia es un tipo de terapia basado en la utilización del cine como una parte, un complemento de las sesiones psicológicas.

Pero no es solo ver una película al azar, son películas recomendadas por el psicólogo y que por medio de las cuales se busca alguna enseñanza para el paciente, alguna vivencia, hecho, que va a descubrir por medio de las imágenes y que además será un entretenimiento muy agradable.

Al visualizar ciertas situaciones el paciente puede encontrar o descubrir nuevas soluciones a sus problemas, hacer renacer fuerzas internas positivas que había olvidado o de las cuales solo era un ignorante.

Los Beneficios de la Filmoterapia

El cine proporciona grandes beneficios psicológicos, entre los que podemos mencionar:

  • Ayuda a generar emociones positivas, al terminar de ver una película es indiscutible la sensación de bienestar y tranquilidad que sienten los espectadores.
  • Hace que nos enfrentemos a nuestros miedos, sobre todo si se trata de películas de terror, si se le teme a algo y somos expuestos a ello nuestro organismo reaccionará de inmediato, pero a medida que pasa el tiempo el miedo se reduce.
  • Contribuye a enfocarse en los problemas, al tener otra perspectiva de las situaciones podemos pensar de una manera más clara y enfocada.
  • El espectador puede experimentar junto al personaje las emociones, pero sin tener que sufrir sus efectos.
  • El cine es un gran método de relajación, siempre después de ver una película nos sentimos más relajados.
  • Las películas son excelentes motivadores, los personajes pasan por diversas dificultades y son capaces de sobreponerse y triunfar, eso hace que el espectador se sienta muy motivado.
  • Desarrollan la creatividad, sobre todo las películas de ciencia ficción que crean mundos mágicos y únicos.
  • Hacen reflexionar y mejoran en gran medida las relaciones sociales.